Antología de poesía erótica

 

Me apeteces

 

 

Hoy me apetece comerte - dijiste -

trocearte en gemidos y jadeos, convertirte

en mil trozos de piel que quema (como la mía)

que renace con cada beso que yo te doy

(o que te debo). Voy a devortarte

como solo yo sé (como te gusta),

desechando tostadas y café,

comenzando bien fuerte el desayuno

con tu cuerpo